El microcemento ha pasado de ser una de las soluciones más desconocidas en el mercado de los revestimientos a ser una alternativa muy popular para decorar en casa. Tiene un uso muy versátil ya que se puede adaptar a cualquier estancia como paredes o suelo.

El microcemento es un revestimiento vistoso y continuo que plasma una apariencia muy elegante, gracias a la sensación de continuidad que ofrece a todas las estancias de la vivienda. Normalmente se utilizan acabados lisos, pero también podemos encontrar acabados mucho más trabajados que consiguen una sensación mucho más especial.

Si estamos pensando en reformar un piso o un chalet, quizá nos interese conocer los detalles que ofrece este tipo de revestimiento. El microcemento es un material de decoración con muchas ventajas que a continuación pasamos a resumir.

Revestimiento fácil de instalar

Gracias al bajo espesor del microcemento, la aplicación de este material no implica demasiados problemas a la hora de instalarlo sobre suelos ya existentes. Además, es un revestimiento que se adhiere fácilmente a muchas bases siendo una opción perfecta para zonas o estancias interiores como habitaciones, baños o salón.

No obstante, el microcemento encaja perfectamente en zonas exteriores como terrazas, siendo una opción muy elegante para este tipo de estancias.

Podemos encontrar microcementos de diferentes grados de dureza para que aguanten y resistan más o menos según la zona de instalación. La gran versatilidad que ofrecen es su gran baza a la hora de elegirlos para alguna reforma o construcción nueva de viviendas.

Elegancia en la decoración

El valor decorativo del microcemento es evidente, ya que nos proporciona un grado de elegancia y sofisticación que ha revolucionado el mercado de la decoración. Es un material continuo y atractivo con una gama de colores y acabados muy extensa, pudiendo encontrar prácticamente cualquier color o mezclar varios para conseguir una tonalidad única.

El microcemento tiene la cualidad de crear ambientes únicos y modernos gracias a su estilo continuo y a sus acabados que cubren superficies muy extensas sin romper visualmente la estética de la estancia, al conseguir la misma sensación en paredes y suelos.

Impermeabilidad

Otra de las ventajas evidentes que ofrece el microcemento es su impermeabilidad lo que provoca que muchos decoradores deciden instalarlo en baños, cocinas o terrazas. El microcemento no se agrieta y ofrece la misma resistencia que otros materiales como el gres, siendo visualmente mucho más elegante.

Además, el microcemento es un material fácil de limpir con un mantenimiento muy sencillo.