Cuando nos disponemos a realizar un proyecto de reforma de nuestra vivienda o estamos en proceso de la decoración de un nuevo hogar, uno de los aspectos fundamentales en la decoración, que será el responsable de crear un ambiente cálido en nuestro hogar, es la correcta elección del piso adecuado según las características y ambientes que quieras crear en tu hogar.

Hoy queremos explicaros algunos de los tipos de pisos que podéis instalar en vuestra vivienda, aunque en esta web podéis encontrar un gran catálogo de opciones para cualquier tipo de casa o despacho.

Pisos de madera o parquet

Esta es una apuesta segura si queréis que vuestro piso os dure toda la vida y tenga un aspecto natural a la vez que elegante. Este tipo de pisos combina con cualquier estilo moderno o clásico y tiene una gran variedad de colores, grosores y formas, por lo que te da la posibilidad de combinarlo con multitud de posibilidades decorativas.

La desventaja de este tipo de pisos es que requiere un cuidado muy específico y no es muy recomendable para viviendas de campo o donde vaya a haber mascotas, dado que se raya con facilidad.

Pisos laminados y vinílicos

En este caso puedes elegir entre un piso de tarima, muy resistentes y con un mantenimiento mucho menos delicado que los pisos de madera, además de ser una alternativa muy económica y duradera.

Los pisos vinílicos son vinilos pegados al piso, de fácil montaje y que en cuestión de unas horas podrás dar una decoración totalmente diferente a tu casa sin tener que hacer obras y su montaje es muy sencillo.

Esta opción es una de las más utilizadas hoy en dia, ya que te da el aspecto de piso laminado , pero sus características son mejores ya que son más cálidos, blandos, el calor se conduce mejor por el piso y su cuidad y mantenimiento es un lujo ya que puedes limpiarlo con cualquier producto.

Además, lo bueno de estos pisos, a diferencia de los pisos laminados, es que son perfectos para zonas húmedas como los baños o cocina, por lo que podrás tener el mismo piso en toda la casa, sin tener que estar diferenciando entre la zona de las habitaciones y zona de baños.

Pisos de cerámica o gres

Estos pisos tienen un brillo natural y encajan en cualquier estilo que quieras darle a tu casa, dándole un aire moderno. También el mantenimiento de estos pisos no es muy complicado y este material es muy resistente a golpes y un buen conductor de las instalaciones de calefacción radiante.

Por tanto, cuando vayas a encaminarte en un proyecto de decoración de tu vivienda, lo primero que tienes que tener en cuenta y valorar con paciencia es el tipo de piso que quieres colocar en tu hogar, ya que según elijas un tipo u otro, podrá dar un aspecto totalmente diferente.