Si te gusta la simplicidad y buscas que tu hogar sea más amplio, organizado y fresco, la decoración minimalista será perfecta para ti, pues este tipo de decoración no requiere de muchos elementos decorativos, lo cual es ideal para crear un ambiente más sencillo y amplio en cualquier lugar, por ello, a continuación te mostraremos algunos trucos para sacarle partido a la decoración minimalista.

Como bien lo acabamos de mencionar, este tipo de decoración se caracteriza mucho por no requerir de muchos elementos decorativos, por lo que para sacarle el máximo partido evita comprar cualquier tipo de adorno, limítate por colocar en la habitación lo necesario, y que todo lo que pongas allí cumpla una función real y no sólo la de decorar.

Aunque no es estrictamente necesario que no pongas ni un adorno, puedes poner un florero con un color fuerte para que se destaque en la habitación, o bien, un cuadro que no tenga marco, pero lo importante es que no satures la habitación con adornos para que sigas el concepto de la decoración minimalista.

Otro aspecto importante y que debes tener muy en cuenta es el uso de los colores claros, en especial el color blanco, ya que este es el color más característico de la decoración minimalista, además del gris y del negro, ya que estos son colores neutros que aportarán a la habitación carácter y sofisticación.

Además, si utilizas cortinas y alfombras, estas deben ser de texturas lisas y con estampados simples que no llamen mucho la atención, de lo contrario, acabarían con la armonía de la habitación. Estas también deben ser de colores neutros que no se destaquen demasiado. Si sigues cada uno de estos trucos, lograrás sacarle el máximo partido a la decoración minimalista y tu hogar se verá increíble, ordenado y muy sofisticado.