Comenzamos el año 2019 con un artículo que nos habéis solicitado en varias ocasiones, un post sobre láminas de control solar. Las láminas de control solar son unos elementos de protección solar que utilizamos en muchos de nuestros proyectos debido a sus diferentes ventajas y aplicaciones que ahora describiremos más en detalle.

Ventajas de las láminas de control solar

Lo primero, indicar que las láminas de control solar tienen doble uso: en invierno y en verano. En verano, estas láminas solares que se colocan en las ventanas del inmueble, sirven para que la luz solar no penetre totalmente en el interior de la estancia y así evitar un sobrecalentamiento.

En muchos lugares de España, el sol es muy intenso durante la primavera y el verano. Esto supone que las estancias se calienten en exceso y tengamos que sufrir temperaturas asfixiantes en muchos casos.

Además, para evitar este calentamiento solemos encender el aparato de aire acondicionado lo que implica un mayor gasto energético. Con las láminas de control solar evitamos este gasto gracias a su protección frente al sol.

En segundo lugar, también nos sirven para el invierno porque evitan que el calor se pierda a través de los cristales. El ahorro energético también es evidente durante las épocas más frías del año ya que evitamos encender el aire acondicionado caliente o las estufas para calentar las estancias.

Este doble uso (frío o calor) hace que las láminas nos sirvan tanto para el interior como para el exterior de la vivienda u oficina y sean una de las alternativas más eficientes y demandadas para el control solar durante los últimos años.

Otro de los puntos a favor de este tipo de láminas solares es la estética que proporcionan a la fachada. Ningún elemento decorativo tiene tanto éxito si no está a favor de la estética de la estancia o del inmueble, y en este caso no es una excepción. Gracias a los múltiples acabados y al estilo de las láminas, logramos una visualización exquisita de los cristales del inmueble mejorando la estética a la vez que ahorramos energía y nos protegemos del sol.

Múltiples tipos de láminas

El catálogo de láminas de control solar es muy extenso, pudiendo elegir entre más de cincuenta tipos de láminas. Esta variedad en los acabados nos ayuda a colocar las mejores láminas en cada proyecto, pudiendo adaptarse a múltiples estancias y tipos de cristaleras. Para comprar láminas solares para nuestra casa, debemos analizar el espacio, los cristales y el grado de luminosidad de la vivienda.

Los acabados nos darán la solución perfecta para no perder la visualización exterior o elegir el tipo de lámina adecuado si tenemos una vivienda que decorar, una oficina o un edificio completo.

No esperes más y pregunta por los diferentes tipos de láminas de control solar, verás como te convencen al igual que han hecho con nosotros. ¡Hasta la próxima!