Muy buenas a todos! En el post de a continuación os vamos a hablar de los dormitorios juveniles, un espacio de la casa que siempre queda un poco en el olvido ya que suelen ser estancias caóticas por los juegos de los más pequeños.

Los dormitorios de los niños o adolescentes son siempre decoraciones prácticas ya que son espacios que se presuponen que cambiarán bastante conforme avance la edad del niño o de la niña. Depende de la edad que tenga nuestro pequeño, optaremos por un tipo de decoración u otra. Además, también dependerá del tipo de sexo, ya que la decoración cambia por completo para niños como para niñas.

Cosas a tener en cuenta a la hora de decorar dormitorios juveniles

Si queremos decorar dormitorios juveniles debemos tener en cuenta varias cosas. Lo primero de todo es que decorar este tipo de estancias no es una tarea sencilla debido a la fragilidad decorativa que sufrirán estas habitaciones. Hablamos de fragilidad decorativa porque lo más lógico es que la decoración que teníamos pensada para estos dormitorios se rompa fácilmente debido a la actividad de los niños y al poco compromiso decorativo.

Es lógico que en estos dormitorios encontremos paredes pintadas, pósters colgados, desorden generalizado, etc. Es algo normal porque hablamos de niños pero debemos imponer una disciplina para mantener el orden su dormitorio o habitación de una forma continuada.

Buscar alternativas que no sean definitivas

Debemos buscar las mejores alternativas para encontrar un buen diseño que encaje con la decoración que nos gusta y además que resista las posibles acometidas propias de un niño que tiene edad de jugar y destrozar. Aparte de esto, debemos saber que los dormitorios juveniles son estancias sujetas a cambios en el estilo por parte del niño o niña.

¿Qué significa esto que acabamos de indicar? Pues que los niños pequeños van creciendo y se convierten en adolescentes que poco a poco van tomando mayores responsabilidades en sus dormitorios provocando cambios importantes a nivel estético y decorativo.

La aparición de cuadros, pósters, trofeos u otro tipo de elementos complementarios es algo normal durante la etapa adolescente y debemos lidiar con ellos para mejorar la estética del dormitorio y mantener la coherencia decorativa que buscamos en toda la casa.

Uno de los consejos más importantes a la hora de decorar dormitorios juveniles es apostar por muebles no demasiado caros y facilmente retirables. Con esto evitaremos disgustos si los niños deciden pintar o romper por accidente los muebles que tanto dinero han costado. Una planta también es un complemento perfecto para aportar viveza al dormitorio juvenil y además puede ser un punto de responsabilidad para el pequeño.

¿Vosotros como decoráis el dormitorio de vuestros hijos? ¿Qué premisas tenéis en cuenta a la hora de elegir los muebles para este tipo de habitaciones? Contadnos vuestras impresiones! Hasta la próxima!